domingo, 14 de diciembre de 2008

Ley de Educación de Extremadura

Entramos en un terreno difícil y complejo a la hora de elaborar una Ley para nuestra Comunidad Autónoma máxime cuando la Ley Orgánica de la Educación no emana precisamente del consenso. Existen tantos intereses, ideas, títulos, capítulos, artículos y variables que una sola palabra puede modificar el sentido de aquello que se quiera plasmar en una ley.
Por ello, hemos de situarnos desde los valores y principios universales como personas libres y críticas en disposición de participar. El proceso a seguir y el resultado final puede que contente a todos o quizás sólo a una mayoría. Pero entiendo que sea como sea es necesario participar, incluso, creando opinión desde nuestra mirada como ciudadanos y profesionales.
Las primeras expresiones públicas en medios de comunicación una vez presentado el documento de propuestas viene a recoger aspectos relacionados con participación y consenso; acuerdo PSOE-PP (dos partidos, en principio, diferentes por ideología, trayectoria social y política que no deben olvidar que nuestra sociedad es plural); atención individual al alumno y ratios (?), titulados, competencias básicas,…; descentralización y distritos educativos tan anhelados y necesarios; centros bilingües, TICs,…; autonomía de los centros; carrera profesional (?); Agencia Extremeña de Evaluación Educativa (¿“Por la cultura de la evaluación”?); memoria económica ambiciosa; etc…
Por otra parte, la ley extremeña no puede contradecir a la LOE que ya de por sí tiene sus flecos y sus vacíos legales. Además el tiempo político, como tantas veces, marca el ritmo de trabajo para que todo esté concluido justo antes de las próximas elecciones autonómicas…(?)
Tengamos confianza en la letra y el ánimo que se transmite pero no dudemos en reclamar lo más importante: Honestidad, equidad y lealtad a los principios ideológicos y constitucionales, especialmente, en lo relativo a la Escuela Pública. Sin olvidar que los verdaderos protagonistas de su propia educación son los alumnos. Docentes, familias, personal e instituciones trabajamos o debemos trabajar en función de ese principio.

Enlace del documento de propuestas para la Ley de Educación de Extremadura (LEEX):
http://www.feccoo-extremadura.org/servlets/VerFichero?id=2908

2 comentarios:

Salondesol dijo...

La Consejería de Educación presenta el documento de trabajo como primer paso para estimular un debate abierto.

Hasta el fin de este curso, junio de 2009, la página, tendrá abierto un foro en el que los padres con clave de acceso a Rayuela pueden expresar sus opiniones y sugerencias para el modelo, también se extiende la posibilidad de participación a entidades como Fempex o Ampas, entre otras. No se cuando funcionará la página del foro, porque de momento da error al introducir mi clave de acceso a Rayuela.

He leído "enterito" el “Documento de propuestas para la Ley de Educación de Extremadura (L.E.EX)”, las 188 páginas, llenas de muy buenas intenciones, muy democráticas ellas, "respetuosas" (no se cuantas veces he leído la palabra "respeto", y en el colegio de mis hijos hay crucifijos en las paredes.

¿De aquí a final de curso no es muy poco tiempo para elaborar una ley de Educación "consensuada"? ¿o es qué ya está previamente pactada?

Disculpad mi excesivo "entrecomillado irónico"

Un saludo.

Anónimo dijo...

Hay una primera cuestión que me parece necesario plantear, ¿Tan necesaria es una Ley de Educación para Extremadura? ¿No nos basta con la de carácter estatal que permite variaciones y adaptaciones?...
Bien, dicho esto, me parece que ocurre algo así como, aquí somos como el que más, tu tienes una Ley, yo quiero otra,...
En fin, esperemos que tengamos suerte, pues lo que se ha visto no apunta nada, ni bueno, ni nuevo. Y el PP, llegando a un consenso? pero cuando se ha visto eso? Es obligado recordar que el primer gobierno del PSOE llegó en el 82 y hasta los 90 no hubo Ley de Educación. Bien que se intentó consensuar y se logró con TODOS los partidos, lo que fue muy díficil, menos con AP quien se empeñó en no acordar nada y lo logró aunque se quedó solo.
Después, cuando consiguió el gobierno el PP, ni intentó llegar a consenso alguno. Sacó de prisa y corriendo SU LEY. Sin ni siquiera intentar acuerdos ni con grupos de derechas, para eso habían tenido mayoría absoluta en la segunda legislatura. Y ahora me tienen ustedes aquí llegando a acuerdos ¿? con una derecha que nunca ha querido un pueblo extremeño educado. Se obrará el milagro de la conversión o están ahí para salvar lo insalvable y si no pueden, al final salir "de rositas" y criticando a la Junta como vienen haciendo de forma sistemática. ¡Ojalá me equivoque!
Saludos.